Los monstruos pueden llegar a ser los mejores amigos de los niños o su mayor temor. Basados en el libro “Manual de monstruos caseros” dotamos a los monstruos de un valor diferente, ya que los participantes crearán a su propio monstruo

A partir de un trazo ciego, cada uno de los asistentes dibujará a un monstruo que “lo ataque” haciéndolo culpable de sus acciones y dándonos como resultado, una radiografía de cada uno. Al término del taller se fabrica en papel kraft un manual de monstruos, en caso de que sean grupos escolares, llevándose consigo un libro más para la biblioteca del aula. En caso de que sea a público en general, los participantes se llevarán un póster o un tríptico del monstruo creado.